Saltar al contenido

Astenosfera

Astenosfera
Astenosfera
La astenosfera o astenósfera es la capa de la Tierra que se encuentra bajo la litosfera. Es una capa de roca sólida que está sujeta a tanta presión y calor que puede comportarse plásticamente (moldeable) y fluir. Las rocas de la astenosfera son menos densas que las rocas de la litosfera. Esto permite que las placas tectónicas de la litosfera se muevan sobre la superficie de la Tierra, “flotando” lentamente sobre las rocas que fluyen.

Características de la astenosfera

  • La astenosfera se encuentra debajo de la litosfera y está compuesta por el manto superior.
  • Bajo los océanos, la astenosfera está más cerca de la superficie de la Tierra.
  • El grosor de esta capa oscila entre 62 y 217 millas.
  • Se cree que la temperatura de la astenosfera oscila entre 300 y 500 grados centígrados.
  • Debido al intenso calor de la Tierra, la astenosfera es dúctil y puede tener “forma” de masilla.
  • La roca en la astenosfera es de baja densidad y parcialmente fundida.

Las corrientes de convección

Las corrientes de convección transfieren calor de un lugar a otro por el movimiento de un fluido, como la roca fundida. La función de transferencia de calor de las corrientes de convección impulsa las corrientes oceánicas, el clima atmosférico y la geología de la Tierra. La convección es diferente de la conducción, ya que esta última es una transferencia de calor entre sustancias que están en contacto directo.

¿Qué son las corrientes de convección de la Tierra y qué las causa?

Los geólogos creen que la roca fundida en las profundidades de la Tierra circula debido a las corrientes de convección. Esta roca está en estado semilíquido, por lo que debe comportarse como cualquier otro fluido, elevándose desde el fondo del manto después de volverse más caliente y menos densa debido al calor del núcleo de la Tierra. A medida que la roca pierde calor en la corteza terrestre, se vuelve relativamente más fría y densa, descendiendo de nuevo al núcleo. Se cree que esta constante circulación de roca fundida es una de las causas que contribuyen a los volcanes, los terremotos y la deriva continental.

La velocidad de las corrientes de convección de la Tierra

La velocidad de convección típica del manto es de 20 mm/año en la astenosfera, pero este valor puede variar bastante. La convección en el manto superior es mucho más rápida que la convección cerca del núcleo. Un solo ciclo de convección en la astenosfera lleva unos 50 millones de años, y el ciclo de convección más profundo en el manto puede ser de unos 200 millones de años.

Importancia de la astenosfera

La convección que se produce en la astenosfera influye en la atmósfera a través de los movimientos del océano y las placas continentales; a su vez, la posición de los continentes y las cuencas en el océano cambia la forma en que el aire y el clima se mueven alrededor del planeta.

Si no fuera por las corrientes de convección de la astenosfera, no habría movimiento de las placas tectónicas, que es responsable de la formación de montañas, la erupción de volcanes y los terremotos. Si bien esto puede ser devastador a corto plazo, hay beneficios a largo plazo, como la formación de nueva vida vegetal, la creación de nuevos hábitats y el fomento de la adaptación. Los diversos impactos de la convección en la Tierra trabajan juntos para hacer posible la vida.

La astenosfera también es responsable de la creación de nueva corteza. Esto ocurre en las crestas oceánicas, donde la convección hace que la astenosfera suba a la superficie. A medida que el material parcialmente fundido brota, se enfría y forma una nueva corteza, de modo que la astenosfera suministra nuevo material para reemplazar los materiales litosféricos que han sido desplazados por algún otro mecanismo tectónico o geológico.

Vídeos de Astenosfera