Saltar al contenido

Campo-magnético-magnetosfera

Campo-magnético-magnetosfera
Campo-magnético-magnetosfera
La magnetosfera evita que la mayoría de las partículas del Sol, que se mueven con el viento solar, choquen con la Tierra. Es una capa ubicada en la parte más exterior de nuestra atmósfera.

Magnetosfera

La magnetosfera es la capa más grande y más externa de la atmósfera de la Tierra, comenzando a una altitud de 500 kilómetros y extendiéndose hacia el espacio exterior hasta 60.000 kilómetros. Este campo magnético se genera en el interior de la Tierra, que actúa como un dínamo. A medida que el planeta gira, el núcleo de hierro fundido produce un movimiento de partículas cargadas, convirtiéndose en una especie de imán gigante con su campo y polos magnéticos.

La Tierra no es el único planeta del Sistema Solar con una magnetosfera; de hecho, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno tienen una. En cuanto a su descubrimiento, ocurrió en 1958 gracias al satélite Explorer I.

Importancia de la magnetosfera

La Tierra tiene un campo magnético con los polos norte y sur. El campo magnético de la Tierra alcanza hasta 36.000 millas en el espacio. El campo magnetico esta rodeado por una region llamada magnetosfera. Algunas partículas del viento solar pueden penetrar en la magnetosfera. Estas partículas dan lugar a los espectáculos de luz de la Aurora.

El Sol y otros planetas tienen magnetosferas, pero la Tierra tiene la mas fuerte de todos los planetas rocosos. Los polos magnéticos norte y sur de la Tierra se invierten en intervalos irregulares de cientos de miles de años.

Aunque parezca distante, la magnetosfera es esencial, ya que protege la vida en la Tierra actuando como un escudo contra las partículas mortales del Sol. Algunos científicos creen que sin ella el planeta habría perdido la mayor parte del agua de su atmósfera y de los océanos, porque las partículas solares habrían dividido los átomos de hidrógeno y de oxígeno. Se cree que este fenómeno puede haber sido importante en la pérdida de agua en Marte.

Además, si las partículas solares perturban la magnetosfera lo suficiente, pueden causar que los equipos de radio, radar o satélite, como los que controlan el GPS, funcionen mal o incluso se averíen. La magnetosfera también afecta la temperatura y el movimiento de la atmósfera exterior. Tampoco debemos olvidar que los polos magnéticos sirven de guía no sólo para los humanos sino también para varios animales.

Estructura de la magnetosfera

En la parte más exterior y amplia de la atmósfera de un planeta, la magnetosfera interactúa con el viento solar en una región llamada magnetopausa, que es más pequeña en la dirección del sol y extremadamente grande en la dirección opuesta. En el caso de la Tierra está a unos 100.000 km de distancia y en el caso de Júpiter está a más de 4 millones de km. Por delante de la magnetopausa está la superficie de colisión entre el viento solar y el campo magnético. En esta región el plasma solar se ralentiza rápidamente antes de ser desviado por el resto de la magnetosfera. Las partículas cargadas del viento solar son transportadas por el campo magnético sobre los polos magnéticos dando como resultado la formación de auroras polares.

Vídeos de Campo-magnético-magnetosfera